Concejo de Neiva recupera 16 de sus 19 integrantes, pero queda cuestionado de cara al final del periodo.

fsd.png

El viernes pasado, después de 23 días de audiencias, una juez con funciones de garantías envió a la cárcel al ex contralor de Neiva y a un empresario, cobijó con detención domiciliaria a la personera, un diputado y tres concejales, y dejó libres, pero con restricciones a cinco concejales más, con lo que cerró la primera parte del escándalo de corrupción por la supuesta manipulación de las elecciones de contralor y personera en 2016.

Así el Concejo vuelve a tener a 16 de sus 19 integrantes listos para sesionar, pero queda cuestionado de cara al final del periodo.

Aunque el juicio contra los 15 implicados por la Fiscalía posiblemente arrancará el otro año, lo que pasó en estas dos semanas dejó estas cuatro conclusiones

  1. Lo más probable es que sí hubo plata y puestos para voltear las elecciones

Las pruebas que la Fiscalía presentó para justificar las capturas, imputar cargos y pedir cárcel para los 15 investigados, dejaron entrever, según la juez, que hay ‘material razonable’ para suponer que hubo pagos en efectivo y cupos de trabajo para los concejales que votaron para que Hildebrand Perdomo fuera elegido contralor y Heidy Lorena Sánchez personera.

Las revelaciones parten de las más de 33 mil interceptaciones telefónicas que la Fiscalía le hizo al Contralor y la mayoría de los concejales involucrados.

Detrás de esos pagos estaría el empresario cafetero René Cantillo, que era al que los concejales llamaban para presionar los supuestos pagos.

“La Fiscalía constató que en los procesos de selección que se cumplieron a finales de 2015 e inicios de 2016, los cabildantes se inclinaron por las dos personas referenciadas con dineros de por medio y, adicionalmente, habrían solicitado cargos en la personería y contraloría para que la elección fuera efectiva, como finalmente ocurrió”, señaló la Fiscalía.

Ante las evidencias la juez envió a la cárcel al contralor Perdomo y al empresario Cantillo. Y la Fiscalía anunció que podría haber otras capturas e imputaciones más adelante.

2.Los verdes salvaron a los suyos sin querer queriendo

Una de las razones que la juez tuvo en cuenta para que el diputado Oscar Urueña y el concejal Carlos Sterling, ambos de la Alianza Verde, no fueran enviados a la cárcel sino cobijados con detención domiciliaria fue que su partido los sancionó quitándoles poder de incidencia en el Concejo o en la Asamblea.

Eso a pesar de que la Fiscalía presentó audios en los que se escucha a Sterling presionar por los supuestos pagos, y a Urueña coordinando el entramado para arreglar el concurso de Personera.

Como contamos, la sanción de los verdes se dio la semana pasada cuando el presidente nacional del partido, el senador Jorge Iván Ospina, estuvo en Neiva notificando a las directivas regionales que suspendieron a Urueña y Sterling por estar vinculados en el escándalo de corrupción.

Esa suspensión consiste en que ambos dirigentes no podrán representar al partido ni votar a nombre de éste en ninguna instancia hasta que el Comité de Ética no termine una investigación que podría terminar con la expulsión de los dos.

A pesar de que el Verde ha sido el único partido que ha hecho mea culpa, que dos de sus integrantes estén en el epicentro del escándalo los deja golpeados en lo regional. Por un lado porque deja en entredicho la defensa que han hecho de la bandera de la anticorrupción como una de sus lanzas políticas tras el balance positivo que les dejó la Consulta que promovieron.

Y por otro lado porque los deja mal parados pensando en las elecciones locales de 2019 donde tendrán candidato propio a la Gobernación (sonaba Urueña), buscarán mantener la Alcaldía de Neiva e intentarán sostener o ampliar las cuatro curules que tienen en el Concejo.

  1. El Concejo queda cuestionado para elegir nuevo personero y contralor

Como el contralor Perdomo y la personera Sánchez renunciaron a sus cargos, el mismo Concejo que los eligió de manera irregular deberá elegir a los reemplazos que irán hasta diciembre de 2019.

Aunque no está claro si los cinco concejales que quedaron libres, pero con restricciones y vinculados al proceso, están impedidos o no para votar por los reemplazos (en ese caso solo podrían votar 10 de los 19), queda claro que los procesos de selección de los nuevos funcionarios estarán en el ojo del huracán.

En el caso de la Personera, desde el Concejo analizan si se debe escoger al nuevo funcionario del listado del concurso de méritos que hizo la Universidad Surcolombiana. Eso, porque el que quedó detrás de la personera Sánchez, el abogado Oscar Huber Zúñiga, ya mandó una carta pidiendo que lo nombraran respetando el orden de elegibilidad.

En el tema de Contralor se tendría que hacer un nuevo proceso de selección. Por lo pronto el Concejo posesionó como encargado al abogado Javier Posada, que trabaja en la Contraloría desde 2012.

  1. Varias campañas políticas para 2019 quedan en el limbo

De los nueve concejales y el diputado involucrados en el caso, al menos ocho tenían aspiraciones políticas para las elecciones regionales del 2019.

Aspiraciones que quedan en el aire porque al seguir vinculados en el proceso deberán estar en juicio desde el otro año justo cuando se agitan las campañas.

El diputado Oscar Urueña ya estaba en carrera para ser el candidato de la Alianza Verde a la Gobernación. Pero con la detención domiciliaria le queda más difícil hacer campaña.

Por su parte el concejal liberal Juan Carlos Ramón, que aunque sigue vinculado no tiene ninguna restricción, estaba en campaña para la Alcaldía de Neiva. Y por declaraciones que dio ayer en la emisora Neiva Estéreo parece que no va a declinar a pesar del escándalo. “Me encantaría ser alcalde de Neiva (…). Por ahora voy poco a poco, no me voy a expresar todavía (sobre la candidatura), espero hacerlo en unos dos o tres meses”, dijo.

El concejal conservador Marco Carrasquilla estaba moviéndose para dar el salto a la Asamblea, con el impulso del equipo político del exalcalde de Neiva, Héctor Aníbal Ramírez.

Otros concejales como Roberto Escobar y Ovidio Serrato de La U, Dolcey Andrade del Mais, Carlos Sterling de los verdes, Jesús Garzón del conservatismo y Luis Eduardo Penagos, del Partido Liberal, estaban pensando en reelegirse.

Sterling además estaba en el pulso por ser el presidente de la Mesa Directiva del Concejo del otro año, pero como está con domiciliaria y su partido lo sancionó, es posible que esa aspiración se vaya abajo.

Está por verse también si el escándalo le pega a la campaña a la Alcaldía de Neiva, porque varios de los concejales son cercanos a Gorky Muñoz que ya anunció que va a aspirar.

Fuente -> http://cort.as/-AJei

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s